ALEJO URDANETA

1072

ALEJO URDANETA

DIRECTOR DE IFLAC EN VENEZUELA

 

 

 

ESTUDIOS REALIZADOS: Universidad Central de Venezuela. Caracas. Derecho (1962-1967) Posgrado en París, Francia. Especialización en Derecho Mercantil, UCV 1975-1977 Profesión: Abogado. Colegio de Abogados de Caracas, Nº 3.205 Afiliaciones: Colegio de Abogados de Caracas Inscripción Número 3.205, de fecha 30 de octubre de 1967 Miembro de la Asociación de Escritores de Venezuela, AEV Miembro del Círculo de Escritores de Venezuela Director-administrador y accionista fundador de la empresa editorial: Editorial Actum, S. A. Presidente honorario de la Unión Hispanomundial de Escritores (UHE)

OBRAS PUBLICADAS Ezequiel y otras visiones (Cuentos) Cuadernos de la Asociación de Escritores de Venezuela, Nº 147 Caracas, 1979 Juegos, sombras y transparencias (Cuentos) Vinicio Romero Editor, Caracas, 1982 Pensamiento y acción en el humanismo  13 OCT 17.

La falsa ciudadela del recuerdo (Cuentos)

Editorial Actum, Caracas, 1993

Frutos del mismo tiempo (Cuentos) 1998

Estudios sobre el derecho de autor. Ediciones Giluz, 1998

Estudios acerca de derecho de familia:

Divorcio y separación de cuerpos. Venezuela Positiva, 2000

La valoración jurídica como elemento fundamental

de la creación del derecho. Ensayo Filosófico-Jurídico

Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), 2004

El Arte: Una apreciación personal. (Ensayo literario)

Editorial Actum. Caracas, 2006

Forma e intenciones del lenguaje (Ensayo literario)

Ediciones Giluz. Julio 2009

pensamiento y acción en el humanismo. Ediciones Giluz, octubre 2017

ANTOLOGÍAS

El cuento breve en Venezuela: Antología (1970 – 2004)

Editorial Actum, S. A. Caracas, 2005

Con el espíritu de las musas: Antología Poética

Tel Aviv, Israel. 2007

Navegando sueños: Antología de Poesía y Narrativa

Red Literaria Internacional: La barca de las palabras y la imagen República del Salvador. 2009

Horizontes azules: Antología de Poesía y Narrativa

Red Literaria Internacional: La barca de las palabras y la imagen

República del Salvador. 2010

Cerca de ti: Antología Poética. P. R. Ediciones. Madrid, 2010

Pinceladas de relatos: Primera antología de relato y prosa poética de ‘Órbita Literaria’. España, 2010

En revistas literarias de Venezuela han sido publicados ensayos, cuentos y poesía: Revista Nacional de Cultura,

Revista Cultural del Banco Central de Venezuela,

Conciencia Activa, Lamigal,

En diarios del país El Nacional, Tal Cual y otros.

 

Alejo Urdaneta Fuenmayor Pensamiento y acción en el humanismo. Portada completa

 

IFLAC Y MI RESPUESTA DE ACEPTACION

 

Agradezco a mis amigos de IFLAC la designación que ha recaído en mi persona, como presidente para mi país, Venezuela. En épocas difíciles y por casi veinte años, si  pausa, hemos padecido en nuestra patria la dictadura y tiranía de un régimen militar, aunque guarde la apariencia de civilidad que no tiene. 

La institución IFLAC es un portal para que penetre un aire de libertad en todos los países que padecen en lo material y espiritual. La pobreza es el flagelo más notorio en regiones del continente africano, lo mismo que en oriente y muchas poblaciones no organizadas que no pueden llamarse comunidad, porque sin libertad no pueden ser nación, y nunca lograrán constituirse en un Estado formal y con eficacia en lo moral y lo espiritual.

Asumo el compromiso de prestar mi esfuerzo en acompañar a todos los amigos de la casa IFLAC, en la dura tarea de obtener paz para el mundo, sin vínculos religiosos o tribales.

“La inhumanidad es perenne.” Son palabras de George Steiner para advertirnos del asedio de las ideologías, y que son el arte y el pensamiento filosófico los que pueden servir de panacea contra el avance del fanatismo. 

Ese es nuestro compromiso. Lo asumo sin reservas.

 Alejo

—————————————————————————————

 

 

ANTORCHA ENCENDIDA

Alejo Urdaneta

 

I

La tela monstruosa de la guerra
ha oscurecido los sueños
olas sin mañana nos dispersan
y dormimos en calles desiertas
sin amor ni esperanza

Muere una antorcha
se apagan los ojos
la araña ensancha su red.

II

 

Se gana la batalla y pierde la dignidad
Muere el amor y la música enmudece
Seremos abrasados por el infierno
de los muertos en bosques
de mudos lamentos
que en otro sol habrán de madurar
Muchedumbre de estatuas sin gloria
mármol disuelto por el fuego.

III

Las piedras eran jaspe y ágata
cimientos de los muros de gloriosas urbes
Alejandro engarzado en oro
grabado en tiempo de conquista y muerte
Y hablaron los dioses en los templos
en el abismo de las montañas
frente a los ríos y el mar
Y lo demás silencio.

 

IV

Humo y sangre dejaron los guerreros
las piedras son ahora templos huecos
sin luz ni contrición

  La necrópolis
se puebla de chacales que aúllan
desde el fondo de las tumbas ruegan las manos
la oración del reposo y la clemencia.

 

V

Hastiado el mundo
gritó en lo alto el sufrimiento
Sin paz no hay espera en la agonía de lo incierto
Vana muerte, eterna belleza
de la paz.

Brotará un manantial de oro
se abrirán los brazos y caerán las máscaras

*

Se escucha el vagido de los niños
y el rezo clamando al universo.

(Poema para despertar conciencia de paz mundial)

————————————————————————

EL DIA Y LA NOCHE LEYENDA INDIGENA VENEZOLANA

EL DÍA Y LA NOCHE

(Leyenda indígena venezolana)

Adaptación literaria de Alejo Urdaneta.

                                                                     

I

Una masa sin colores era el mundo, sin luz que diera a las cosas su realidad. Los seres eran ciegos y no se movían de su lugar: una vida emplazada en la fijeza y sin variedad.

 La noche y el día pertenecían a dos magos indígenas: “El señor de la oscura noche” y “El señor de la luz”. Estaba la oscuridad oculta en un pañuelo dentro de un cesto de mimbre, y allí el señor de la noche era el dueño que impartía la negrura a su antojo.

Nunca el “señor de la oscura noche” dejaba su petaca donde escondía el misterio de la oscuridad, y cuando salía de casa decía a los indios que no tocaran la cesta, a riesgo de que la oscuridad fuese plena y no pudieran ver las cosas ni seguir los senderos.

Una vez decidió salir a pescar y encargó a su cuñado el cuidado del cesto de la oscuridad: “No lo saques de la casa y no permitas que nadie lo toque.”

La curiosidad venció al cuñado y sacó de su escondite el cesto de la oscuridad. Quedó asombrado al ver que del recipiente comenzó a crecer algo, una pequeña cosa que estaba en un pañuelo. Al terminar de desarrollarse aquella extraña cosa, vino la oscuridad y nada podía ver. Rompió a llorar asustado y huyó por el monte sin saber adonde iba. Luego fue transformándose en un búho para poder así estar en la noche.

Desde ese momento la noche se extendió por el mundo.

 

II

El “Señor de la Oscura Noche” estaba recogiendo palmas para su choza cuando de repente vio venir la oscuridad, y dijo al verla: “¡Caramba! Mi cuñado ha abierto la cesta que dejé para que la cuidara.”

Salió del palmar alumbrándose con un manojo de hojas secas encendidas y tomó el rumbo del río para embarcarse en una canoa que lo llevara a la casa.

 En el descenso fluvial nada podía ver, pero escuchó una música que sonaba en un lugar cercano: flautas y pitos acompañados de maracas hacían la fiesta. Era el refugio del “señor de la luz”, a quien vio con una larga cuerda en su mano, que llegaba desde el sol hasta su choza.

 Cuando el “señor del sol” quería que hubiese luz, solo tenía que tirar de la cuerda y aparecía el sol; pero si no lo hacía, el sol permanecía oculto y era siempre de noche. El “señor de la Oscura Noche” se acercó al otro mago y le dijo: “Ya estoy fastidiado de tanta oscuridad, desde que mi cuñado descubrió la noche al abrir el cesto donde la ocultaba. Te daré una mujer como esposa si logras que sea de día”.

El mago del Sol tiró de la cuerda y se hizo la luz; pero al pasar seis horas volvió a halar la cuerda y regresó la oscuridad.

Dijo entonces el “señor de la Oscura Noche”: “Seis horas no son sino medio día. Te daré una nueva mujer para que vuelva a salir el sol por otras seis horas. Así tendremos doce horas de sol para hacer un día completo”.

La propuesta fue aceptada por el “señor del sol”, y esperó que el otro mago cumpliese su palabra. Pero el “señor de la oscura noche” no tenía otra mujer para ofrecerla al señor de la luz.

 “¿Qué haremos ahora?”, se preguntó el “señor de la Oscura noche”. Y después de pensarlo cortó con un machete el tronco de un árbol y talló el cuerpo de una mujer muy hermosa.

La mujer tallada era de verdad muy hermosa y el “señor del Sol” se enamoró de ella, pero como era de madera no pudo tomarla por esposa. Y se preguntaba cómo hacer para estar con ella.

Pasó por el lugar un mono sabio y el “señor del Sol” le dijo: “Mono sabio, haz que este palo de madera adquiera vida y se convierta en mujer”. No pudo el mono cumplir la petición porque no tenía poderes mágicos.

Llamó entonces el “señor del Sol” al pájaro carpintero y le pidió lo mismo: que hiciese que la mujer de madera se convirtiera en mujer de verdad.

El pájaro carpintero pensó que era mejor hacer otra mujer y comenzó a dar picotazos en el tronco. Fue apareciendo la figura de la otra bella mujer, tallada con los picotazos del pájaro. Pero al llegar a cierto sitio del cuerpo de madera, brotó un chorro de sangre. Con esa sangre se tiño la cabeza el pájaro carpintero.  También el petirrojo tiño su pecho con la sangre que manaba del tronco, y vino el guacamayo e hizo lo mismo.

 Pronto notaron los pájaros que aquella sangre tenía la particularidad de cambiar de color, y todos los pájaros se teñían el cuerpo de muchos colores.

Al quedar el cuerpo de madera blanco, porque había perdido el color de su sangre, vinieron las garzas y se pintaron de blanco, y otras aves también se tiñeron de blanco. Y por la virtud de aquella sangre de tener todos los matices del color, las cosas todas adquirieron colores diversos para adornar el mundo.

III

Como acto de gracia por haber  brindado con su sangre los colores de la tierra, la mujer que había sido tallada en madera se hizo de carne y nueva sangre, y el “señor del Sol” pudo casarse con ella.

 

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: